Todas nuestras piezas están realizadas con materiales de calidad como el acero y la plata con chapados en oro de hasta 24k,Sin embargo, al ser una capa muy fina de oro, es necesario tomar ciertas precauciones para prolongar su bonita apariencia. Simplemente con un correcto cuidado de las mismas las conservarás en perfecto estado por mucho tiempo.

Consejos para cuidar tus joyas:

  1.   No te bañes con ellas, la exposición al jabón u otros químicos puede dañarlas.
  2.   No expongas tus joyas al cloro, mar, aparatos de hidromasaje pueden dañar los chapados   y decolorarlos sobre todo los de oro.
  3.   Deja las cadenas cerradas y colgadas o en plano para que no se formen nudos.
  4.   Recordad que los pendientes, por ejemplo, se rozan menos, por lo que la duración del baño de oro será muy superior a la del resto de joyas. Especialmente, los anillos, que son los más delicados por su frecuente exposición a golpes o roces.
  5.   No hagas actividades físicas con tus joyas puestas.
  6.   No rocíes sobre tus joyas perfumes, lacas del cabello, cremas, colonias etc… pueden contener sustancias químicas que pueden dañarlas.
  7. No duermas con ellas, el sudor es uno de los mayores enemigos de las joyas aparte de que no es beneficioso para tu piel.Algunos Phs de la piel tienen un efecto muy nocivo en la joyería, ennegrecen la plata y hacen que el baño de oro dure poquísimo. No hay mucho que hacer al respecto... 
  8. No las golpees sobre superficies duras y no las fuerces con movimientos bruscos para ponértelas.